Historia


Un día cualquiera, conversando con cuatro amigos, nos dio la curiosidad de saber porqué después de cerrar un negocio, en el mismo lugar, se abría un restaurante o un chifa. Al indagar, contra toda lógica, me decían, que era un pésimo negocio y difícil de manejar.Sin embargo, sin saber exactamente porque, tenía la certeza que un buen restaurant, donde se sirviera buena comida, tenía que ser un buen negocio, al tocar el tema, se me ocurrió abrir un restaurante en la feria internacional del pacífico (también conocida como feria del hogar).

Para probar si era o no un buen o mal negocio, buscamos al dueño de la feria, el señor Gosta Lettesten, quien nos ofreció la mejor ubicación…pero nosotros, queríamos probar, que un negocio no es bueno o malo por su ubicación. Nos habíamos puesto como reto que no importara el lugar, sino la calidad de la comida, y escogimos el lugar de la feria donde los demás restaurantes habían fracasado anteriormente.Los resultados fueron muy satisfactorios, superando todas nuestras espectativos, resultando como los mejores de la feria y los que mas vendieron.

En los últimos días de la feria ya teníamos pensado hacer un restaurant en cualquier parte de Lima, y es así, que en una tarde rendido de 20 horas de trabajo diarias, pare mi carro para descansar donde hoy se encuentra el restaurant Costa Verde. Al despertar y mirar el mar, imaginé traer el restaurante a la costa verde. Al regresar a la feria y conversar con mis amigos, me dijeron que estaba loco, o si el exceso de trabajo me estaba afectando, porque la costa verde en esa época era un lugar inhóspito: sin luz, sin agua, sin teléfono, sin veredas, sin desagüe y casi sin pistas. Mis ansias de triunfar, de creer en mí, y el capaz de vencer las dificultades, me permitió convencerlos…así es que en el año 1972 nace el restaurante Costa verde.

Creíamos que la experiencia y el éxito en la feria eran suficiente. La realidad nos demostró que estábamos equivocados. Teníamos que lograr que el público vaya al restaurante, la pregunta era, cómo lograrlo? Teníamos un aliado, la novelería, toda una institución en Lima, nadie se había atrevido a poner un restaurante frente al mar, menos en la costa verde, y la novelería funcionó. El restaurante se llenó y nació con el pie derecho, todos querían conocerlo.

Para conseguir el éxito, pasé por varios obstáculos, como la expropiación, y la recuperación del restaurant, inflación, devaluación, recesión, el terrorismo y sus amenazas hacia mi persona y familia, epidemias, desastres naturales y "enfermedades". Después de todas estas vivencias, lo que nos ayudó a sacar adelante el restaurante fue: Unir la buena comida y la atención con los mejores artistas del espectáculo de momento como Julio Iglesias, Luis Miguel, José Luis Rodriguez el puma, Miriam Hernandez, Rocio Durcal y muchos más.

También la creación de la discoteca el grill, cuyo nombre me inspiré en el famosísimo "grill del hotel bolívar", en el cual disfruté muchísimo de joven, repitiendo su éxito, en el grill de la costa verde, el cual, perduró por más de 12 años, lo que significó todo un reto la fidelización de los jóvenes de casi dos generaciones.

Actualmente vivimos una competencia muy fuerte, el esfuerzo del empresario no termina en cada logro y día a día debe idear nuevas formas para conservar su público, y mantenerse en el éxito. Es así como nace el buffet de la costa verde. El buffet, rápidamente logró captar gran cantidad de público, convirtiéndose en otro éxito para la empresa. El éxito en nuestros buffets, ha merecido el reconocimiento mundial de la institución de inmenso prestigio como es el "Record Guinness", la que nos consigna en su edición del año 1997 como el mejor y más variado del mundo en restaurantes 5 tenedores con un total de 468 platos en calidad total.

Mi empresa, que nació con una idea, o con un sueño, debe continuar creciendo, perfeccionándose y desarrollándose con el tiempo.